domingo, 26 de octubre de 2008

Sudario



Jorgelina Rafaela,
cambia la pana verdolaga
por su sudario,
del Concilio Vaticano,
no,
no,
no es blasfemo,
su discimulo
solo mudo
y
muy derecho
y
muy humano.

Jorgelina Rafaela,
se monta su mantilla española
Cándida,
contrita,
sumisa,
se rasca
su mejilla hundida
su nariz herculea,
agradece, compunjida
ser instrumento
de la mano de dios.

Jorgelina Rafaela
se monta su mantilla española
es santo el hábito,
conciso
el oficio

Jorgelina Rafaela,
coloca su mantilla española,
trémula, alta , enjuta,
peina su bigote
su mostauche marcial
y reglamentario,
su escondrijo
de estolida faz de Pantera Rosa

Jorgelina Rafaela es Cluny , es Cister
es Jorge de Burgos y Edmund Burke
es la colonia, la encomienda, el medioevo.

Jorgelina Rafaela,
se monta su mantilla española
junta sus manos,
ora,
ora,
ora por los vivos,
porque Dios gobierne al mundo
por los que no tienen entidad,
por la Patria,
por la Nacion,
por la Cruz, (la propia y la ajena)
Jorgelina Rafaela se monta su mantilla española
peina su bigote marcial
y juega a la generala,
juega a los dados,
con el destino de no pocos

Jorgelina Rafela,
se monta su mantilla de generala
de catolico vivir,
pero siente el caño frio
de la Magnun del destino,
la siente en el recto,
cree que es su Golgota,
pero prefiere una sonata ,
marcial serenata de clarin
mientras se monta su mantilla
de falaz generala,
y se inyecta
su manto de olvido y patria





No hay comentarios: