miércoles, 7 de octubre de 2009

Una mañana.....

y una mañana aciaga,
lejana,
berlinesa mas que pampa,
engañándonos,
vertiendo las ansias sin ansia,
pergeñando lo imposible,
cansados ya de esquivar
caímos en la oscura verdad:
el Ártico está en las almas de la mayoría,
pero, gracias a dios,
tenemos al tango,
¡ ohh remedio que todo lo curas ¡
siempre has sido noble
compañero de la utopía máxima
la de "un homo sapiens mejor",
¿pero resultó? :

(Jajajajaja)

y los disfraces de corderos,
y el canto,
y las medallas,
y el loor,
y la vida,
y el día,
y la noche,
y la muerte,
todas lides , grises cenizas
mal paridas por el cenicero de los dioses......

4 comentarios:

Maguila dijo...

"el Ártico está en las almas de la mayoría" línea de exótica belleza, que bien podría funcionar como quiebre en el poema. Se te extrañaba che. Abrazo

SUSANA dijo...

Bienvenido a su casaaaa!!!

Mire, vea, Usted, todas esas almas freezadas (acobardadas, esperando como Disney un futuro mejor) me ponen de malhumor!
Vamos todavía con los infiernitos, que saldremos chamuscados, pero con vida!!!

Lo saludo "calurosamente" estimado Amigo y sepa, que es un gustazoooooo leerlo nuevamente!

Eduardo III dijo...

Barbudo, buendía!
Me alegro de tu retorno
se lo estaba extrañando
no me afloje.

Proyecto María Castaña dijo...

Bebedor, ¿cómo anda? Como Maguila me quedo con su verso sobre el Ártico. El frío y la condena hasta la tumba. El tango es la música de fondo para esa verdad, sino recuerde ese tangazo del fracaso por excelencia, DESENCUENTRO (Catulo Castillo), que dice en sus versos finales:

Quisiste con ternura y el amor,
te devoró de atrás, hasta el riñón.

Se rieron de tu abrazo y ahí nomás,
te hundieron con rencor, todo el arpón.

Amargo desencuentro,
porque ves que es al revés.
Creíste en la honradez y en la moral,
que estupidez.

Por eso en tu total fracaso de vivir,
ni el tiro del final te va a salir.