miércoles, 1 de junio de 2011

numero 2


al son de mi cumbia militar
le he ladeado la tanga a millares de guerreros
lo que es venido el caso la magia de un pene ejemplificador
¿No soy acaso el sueño dorado de miles?
20 años, solo 20 y ya mi leyenda se labra en plata
Al son de mi sable cárnico batallador
la victoria me deja regalada la popa de la Rosada
y , los laureles refulgentes de la gloria, los levanto en pala

Mi juventud y talento: una nueva gesta de Los Andes
Y pensar, pensar, pensar,
me fraguó al azote mi padre adoptivo el Zar,
viejo principe de Cuyo
lo hizo de la mejor manera:
con la gimnasia estoica del caballo
y el talerazo amigo ante la impropia afrenta


fui hijo dilecto del barro y el tetra break villero,
en mi cuna cartonera ,
trémulos, 2 pericotes intentaron matarme
Los estrangulé sin mas
Con mis 2 manitas:
primera señal

Un cazatalentos de jeans ajustados y camisa raída me descubrió
Las señales eran claras:
Fuerza sobrehumana para aspirar pegamento
Nariz sobrenatural para la pala
Pulmones heroicos para el paco alborotador
Y sobre todo un cuerpo siniestro y duro
Impenetrable a la puta parca sonriente
Potrero, liso y llano mi Aristóteles natural,
siempre fui un gran jinete,

Quien no haya descendido los pies al barro de Inti
Vale para mi lo que un eunuco en un coito
Lo que un invidente y un Renoir
esa electricidad es el pene de hierro
Y la gloria su vagina proverbial
Quien lo haya tenido sabrá:
No hay éxtasis mas cabal

Asi, fui el cometa fulgurante,
El Catriel iluminado que puso de rodillas al puerto,
Fui yo quien vengó al pueblo
y puso a un pelucón en 4 sobre el sillón de Bernardino
YO, fui yo quien se recostó sobre el féretro de Hernández
Se untó sus cenizas
Para poseer la venganza sobre un genocida en su exilio conciliar nada decrépito

Tomada la Docta
( temblaban los calzones en Recoleta y Pilar )
Ya se divisaba la luz de una monarquía recta y popular,
Fue todo mío el bronce,
Porque, zar desde el oeste, prometí una mística argenta
De pensarlo, agua en el desierto, se me pone dura,
Igual a cuando la flota taponeó el río,
El número 1 le salió al cruce galopando sobre un campo sojero plenilunear ,
Los muy bananas creían que nos apaleaban ,
Jaja, pongan cumbia… la afrenta será mayor
Así largué la 2da. Horda.
1ooo jinetes barbados, de rastas
Poncho rojo y torso con brío
Bramaban al galopar ,
No podían esperar a quemarles el rancho…
Resonó la artillería,
Nadie se movió,
Somos invencibles,
Recordé a César, soy su émulo que lo parió
Reímos con un coronel, le dije:
-Estos cagones tiran con huevo
Ni que la hubiesen puesto en Malvinas-
Primero fueron los tanques
Mamuts muertos frente a mi tribu
Luego sus aviones
Pterodáctilos llameantes que caen aullando al piso
Me dirijo a las tropas infantes:
GRACIAS, YA TENGO MI MAIPÚ, ahora duermo tranquilo

2 comentarios:

SUSANA dijo...

“Damas Gratis” escuchad! He aquí la letra de un hit parade que recorrerá el país tocando fronteras (y fronterizos) Cumbia militar forjada entre gallos y medianoches, regada por Baco, bendecida por la inspiración de su autor.
Estimadísimo Barbado, le debo una generosa carcajada de jueves, sírvase tomar este abrazo que le dejo!

Abulafia dijo...

Querido Barbado:
Un placer volver a leer su blog.
Desde Barcelona (Spain) un abrazo amic