jueves, 27 de octubre de 2011

De Huascar a mí: lo divino



Entre la metralla más magnánima
mi nebulosa carga patriotera,
todos los rebeldes,
los realistas y sus vástagos apostólicos romanos ¡¡¡colgados¡¡¡¡
No hubieron especulaciones ni vergüenzas
tal vez 1 o 2 afrancesados con el matambre pa' fuera
y el peculio rajado yaciendo en la verja.

El halo, el fulgor de mi imperium
reboza en el santo oro americano,
y su brillo, su sacro ámbar emanó de mi nomenklatura:
la sagrada unión de barras, poetas y gauchos

La estaca, la pérfida , populista trampa
fue hacerme del aparato manipulador,
ese que íntegro es un arma polenta
cincel de un Tahuantinsuyu que al Norte es una afrenta

Acá la poesía es Patria;
la patria religión inca y divisa gaucha
El mecanismo? ré fácil:
al cadalso con Malinche, los Borbones y los Austrias
un abono que se arranca a Washington
que hace crecer mis perales con sus peras.

-"usted está meándose en Locke"-
(señorona , medio siglo, rubia ingeniera)
-"no se crea madre"-
-habráse visto, negros , trolos y barbudos, la peor juerga

Bueno, oliendo de donde proceden los reproches,
uno se sumerge en la divinidad de la limpieza,
la diosa Lavandina-Menta
rezo que deja el alma pura,
eso sí, la puñalada es marmórea, bella, sin vueltas

apenas muertos cuelgan en las plazas:
los hermosos cadáveres de gente estanciera
pero no,
no caí en el peligro nibelungo y su prédica de raza
prefiero nuestras nuevas y pop argentinas afrentas:
"Yo soy el hijo del sol
heredero de toda América y su renta
he limpiado el Edén de minas, miserias y eurociencia
ahora me la pueden lamer los bodegueros
ahora
o cuando el bronce de la historia me la deje quieta
bien, pero bien tiesa".

No hay comentarios: